Lluvia de peces en Honduras

¿Sabías que hay lugares del mundo en los que… llueven peces? Así es, aunque pueda parecer un mito o una escena de cine, lo cierto es que este fenómeno es real y que ocurre de forma anual en Honduras. De hecho, además de peces han llegado a llover ranas e incluso gambas. Sigue leyendo para descubrir más sobre este fenómeno único:

Al Norte de Honduras, concretamente en el municipio de Yoro que está a 200 kilómetros del mar Caribe), todos los años cae una peculiar lluvia cargada de “regalos”. Entre los meses de mayo y junio, la tormenta más grande del año no viene sola… sino que le acompañan cientos de peces. Los lugareños, esperan estas precipitaciones como agua de mayo, y nunca mejor dicho, para su sembradío y, ante lo abundantes que son, corren a cobijarse a sus casas. A veces ocurre que, cuando salen, se encuentran el suelo completamente lleno de peces que reciben como un regalo del cielo y es momento de recogerlos en cubos, en algunos casos para devolverlos al río y, en otros, para cocinarlos.

¿Por qué ocurre este fenómeno?

Aunque pueda parecer una situación bizarra de ciencia ficción o incluso bíblica, tiene su explicación científica. Ocurre cuando un pequeño tornado “aspira” los peces bien sea de un río o del mar y, los transporta hasta una nube tormentosa desde donde finalmente, caen junto a abundantes precipitaciones. Las tormentas generan grandes remolinos y arrasan con todo lo que ven a su paso, por ello es posible que la lluvia no sea sólo de peces como veremos más adelante. De hecho, si han atravesado una fase de bajas temperaturas, es posible que caigan congelados pero por lo general, suelen caer vivos. 

La leyendaLluvia de peces Honduras

Aunque, tal y como hemos mencionado, este fenómeno tiene una explicación científica, son muchas las leyendas y mitos que han intentado justificar su origen. La más conocida es la que considera que se trata de una bendición del padre José Manuel Subirana, un misionero español que visitó la zona en 1860 y oró porque Dios les proporcionara comida a los pobres de la zona. 

La lluvia de animales es más común de lo que pensamos

En Sri Lanka, por ejemplo, vieron como en 2014 cerca de 50 toneladas de peces de entre 5-8 centímetros invadían sus calles y les servían de cena, y de forma similar ocurrió en Tailandia en 2015. En Argentina también tuvieron una lluvia de animales en 2007, aunque en este caso, no era apta para aracnofóbicos ya que… se trataban de arañas de ¡hasta 10 centímetros!

Otro animal que se ha dejado ver caído del cielo ha sido la rana: ocurrió en Servia en 2007 y… mucho más cerca de lo que creemos, ¡en Alicante! Fue ese mismo año, y el El Rebolledo amanecieron con una lluvia de ranas.

Desde luego, un fenómeno único en el mundo que para muchos en Honduras… es una auténtica bendición caída del cielo en forma de lluvia. Anímate a ver con tus propios ojos este fenómeno único en el país caribeño: