Ring Road Islandia: Akureyri, Glaumbær y Blue Lagoon

Con mucha pena, llegamos a nuestra última etapa por la Ring Road. Durante estos días, hemos descubierto en Islandia un país apasionante, lleno de contrastes, al que no le hace justicia la palabra “paraíso”. Desde que comenzamos a preparar nuestra aventura, este viaje ha ido a más en lo que a emociones se refiere. Salimos desde Reikiavik con algunas dudas sobre lo que pudiéramos encontrarnos o las dificultades que nos pondría el camino; pero lo cierto es que Islandia y la Ring Road nos han recibido con los brazos abiertos. Hemos sido conscientes durante algunos tramos de las complicaciones de disfrutar de un paisaje tan virgen, pero siempre ha habido solución para llegar a cada uno de los puntos que habíamos marcado en nuestro mapa. Hoy, en la última parte de esta ruta, vamos a descubrir Akureyri, la que se considera la capital del norte; y terminaremos con el broche de oro: un baño en Blue Lagoon.

 

Akureyri

Ya os adelantamos en la etapa anterior que esta vez comenzaríamos por Akureyri, lo que se conoce como la capital del norte del país y es la segunda ciudad más grande de Islandia, tras Reikiavik, como podíais imaginar. Akureyri es la esencia del norte de Islandia hecha ciudad y une en sus alrededores todos los atractivos de esta zona.

Lo primero que hemos pasado a visitar es uno de los símbolos de esta localidad: la Iglesia de Akureyri. Ocupa un lugar privilegiado en el centro de la ciudad, ubicada sobre una colina a la que se accede por unas escaleras. Además, por sí mismo, es un edificio de gran altura con un diseño hermoso y peculiar. Desde su construcción en 1940, es la visita más icónica dentro de la ciudad.

La iglesia de Akureyri vista desde detrás

 

Uno de los grandes placeres para los habitantes de Akureyri es dar un paseo por el jardín botánico de la ciudad los días que amanecen soleados. No es el caso durante el día de hoy, pero aún así, nos hemos atrevido a visitarlo bien abrigados. Este parque se reconvirtió en jardín botánico en 1957, cuando el parque público que ocupa encontró un nuevo uso. Podemos intuir que en los días de buena temperatura el ambiente en el lugar es muy familiar.

Entre los planes más de verano, también se encuentra la opción de observar a las ballenas que nadan cerca del fiordo Eyjafjördur. Nos podemos imaginar que se trata de una experiencia única y muy especial, aunque no hemos podido vivirla en persona, ya que el tour solo se realiza durante los meses de calor. Una nueva excusa para volver a visitar Islandia en el futuro.

La casita de Jólahúsid

A lo que sí nos hemos apuntado es a la actividad por excelencia durante el invierno en Akureyri: darnos un baño en una piscina geotérmica. Se encuentra justo detrás de la iglesia de Akureyri y la entrada no es muy cara. En el lugar se puede disfrutar de bañeras de hidromasaje y relajantes salas de vapor. Justo lo que necesitamos en esta última etapa del viaje, cuando las energías empiezan a flaquear.

Por último en esta ciudad del norte de Islandia, aunque todavía estemos en octubre, vamos a pasar a contagiarnos del espíritu navideño de Jólahúsid, una pequeña tienda regalos que todos los días del año vive como en Navidad. Podríamos definirla como algo entre la casita de caramelos de la bruja de Hansel y Gretel o la cabaña algo más colorida de un pescador. Y justo en esto radica todo su encanto. Además, todo el año tiene un contador con los días que faltan para Navidad. Entrar en esta casita te hace sentirte de nuevo como cuando eras niño.

 

Glaumbær

Continuamos la ruta hacia Blue Lagoon, no sin antes parar en uno de los pueblecitos más curiosos que se encuentran entre Akureyri y la capital islandesa: Glaumbær. Se trata de lo que podríamos denominar una aldea-granja. Sus pequeñas casas están recubiertas con césped muy antiguo, lo que otorga al pueblo un aura muy natural, casi mística. No es casualidad que a los fans de El Señor de los Anillos les recuerde a La Comarca, la pequeña localidad de los Hobbits. El césped, además de como curiosidad turística, funciona como aislante térmico, muy necesario en un país como Islandia.

Hace varias décadas que este pequeño pueblo se convirtió en un museo, para dejar testigo del paso del tiempo y mostrar a locales y visitantes cómo era por fuera y por dentro una antigua aldea-granja.

Como os comentábamos, está de paso hacia Reikiavik, y, después de dar un paseo por el lugar, recomendamos que os acerquéis a descubrir un poco más de la cultura islandesa. Es un pueblo con mucho encanto.

Blue Lagoon

Ahora sí. Ponemos rumbo a la última localización. Al premio a toda nuestra aventura: un baño en las famosas aguas termales de Blue Lagoon. Hay quienes os dirán que es un lugar muy turístico, y no es ninguna mentira; pero la experiencia bien vale hacer cola. No en vano National Geographic la ha considerado una de las 25 maravillas naturales y el mejor balneario curativo del mundo.

Al llegar allí, no tendréis problemas de aparcamiento, ya que el parking es muy amplio. Superado esto, nuestra sensación empieza a ser contradictoria. Sentimos todo el frío de la calle en nuestros huesos y vamos a tener que cambiarnos la ropa por trajes de baño. En un primer momento, todo nos indica que estamos a punto de hacer una locura. Aunque este sentimiento se esfuma en cuanto metemos un pie en el agua hirviendo de Blue Lagoon. Es inevitable el pensamiento: “el paraíso debe de ser algo muy parecido a esto”. Para que os hagáis una idea: agua azul celeste a 38-40ºC, mientras fuera la temperatura, con suerte, llega a los cinco grados.

Blue Lagoon, además de ser una de las zonas de aguas termales más conocidas del mundo, está perfectamente habilitado para los visitantes. A la entrada puedes elegir tu tipo de ticket, con la que te dan una pulsera que va controlando los gastos, que abonarás a la salida. Hay también una zona para dejar los albornoces y las pertenencias personales mientras disfrutas del baño.

Otro de los aspectos positivos, es que este balneario natural está muy cerca del aeropuerto y de Reikivik, por lo que nos hemos dado cuenta de que dejar esta visita para el final ha sido una gran idea. 

 

 

¿Vosotros también estáis deseando conocer Islandia en primera persona? 

Pincha aquí ⬇️ y no esperes más

 

¿Te has perdido alguna de las paradas de nuestra aventura por la Ring Road? 😉

1. Reikiavik

2. El Círculo Dorado

3. Landmannalaugar, Seljalandsfoss y Skogafoss

4. Myrdalsjökull, el avión estrellado y Dyrhólaey

5. Skaftafell, Jokulsarlon y Höfn

6. El volcán Askja y el Círculo de Diamante

7. Akureyri, Glaumbær y Bluee Lagoon

 

Y si estás preparando tu viaje ya… ¡apunta los mejores consejos que debes tener en cuenta antes de comenzar tu aventura!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario